Cultura por la lectura

“Hace 16 años empecé a enseñar  lectura de la manera tradicional y mis alumnos tardaron de uno a dos años para que  leyeran bien. Ahora tardan tres meses para que aprendan.”

 

—Dora Maria, maestra en Escuela Agua Dulce, Zaragoza

Escuelas

Maestros

Estudiantes

© Rebecca Wilks, Skyline Images

Altas tasas de deserción y analfabetismo

En Guatemala, muchos maestros utilizan técnicas que  enfatizan la memorización en vez de la comprensión y el pensamiento crítico cuando enseñan  lectura. Como resultado, los estudiantes se aburren, los padres concluyen que la escuela no vale la pena, y la tasa de deserción aumenta . Un 80% de niños indígenas que empiezan el primer grado abandonan  la escuela antes de llegar a sexto grado. Sin las destrezas necesarias para la lectura, estos niños entran a su vida adulta sin la preparación necesaria para manejar su complejidad ; así como entender un estado de cuenta, un periódico, o una papeleta de votación.  Sin estas destrezas, seguirán siendo un blanco fácil de explotación e injusticia, y el círculo de la pobreza continuará para ellos y sus familias.

Un nuevo modo de enseñar

El programa Cultura por la Lectura de COED, empodera a maestros de las escuelas primarias con  capacitaciones, con el fin de enseñar la lectura de modo activo y divertido para sus alumnos, y les provee con libros de alta calidad para facilitarlas clases. Los maestros participan en 60 horas de  capacitación de grupo en pedagogía de lectura y se benefician del apoyo individual y la instrucción constante. Los participantes también reciben aproximadamente de 60 a 200 libros de alta calidad para niños, los cuales les dan la oportunidad de implementar efectivamente el programa y leerle a sus estudiantes todos los días.

Maestros con este entrenamiento ayudan a transformar a sus estudiantes en alumnos más activos. Incrementando la lectura y las habilidades de escritura, los niños indígenas logran más en la escuela, continúan con su educación, vencen los desafíos y luchas causados por la baja alfabetización.

 

La metodología

Los maestros utilizan libros  de práctica de estrategias  para leer en voz alta y así  ganar el interés de los niños involucrándolos en el pensamiento crítico. Los estudiantes dramatizan las historias dándole vida al texto. También cuentan las historias en sus propias palabras y usan dibujos para demostrar su entendimiento. Los niños desarrollan aún más sus habilidades literarias al escribir sus propias historias originales  concernientes a sus vidas.

Por ejemplo, Fernando Augusto González de siete años, separado de sus padres a la edad de tres años cuando ellos emigraron a los Estados Unidos para buscar trabajo; recientemente escribió un libro sobre el cielo nocturno. En él describe cómo ve las caras de sus padres en las estrellas y  cómo esto lo hace sentirse cerca de ellos aunque vivan lejos de él.

La metodología inequívoca y simple del programa Cultura por la Lectura, rápidamente crea vocabulario, refuerza la comprensión lectora, crea confianza y competencia al trabajar con el lenguaje escrito, y hace que el proceso de aprendizaje sea más significativo. Por primera vez, la gente joven en estas escuelas está entusiasmada sobre la lectura y la escritura.

La sostenibilidad

 

El programa Cultura por la Lectura logra sostenibilidad construyendo capacidad local.  Capacitando a maestros locales, trabajando dentro de las escuelas rurales, y promoviendo la alfabetización, crea cambios permanentes en las comunidades. Los maestros que participan en el programa Cultura por la Lectura incrementan sus habilidades, comparten su sabiduría y enseñanza con los demás maestros de otros institutos, y promueven la alfabetización en las clases.

Los niños que se benefician del programa adquieren habilidades de lectura mejoradas, así como los libros que han escrito en la escuela, los cuales comparten con sus familias, amigos y vecinos. Se convierten en vínculos vitales en la cadena para promover la cultura de la lectura a lo largo de toda la vida en sus hogares, sus escuelas y sus comunidades.

%

Calificaciones más altas

El programa ha ayudado a los niños a obtener calificaciones 49% más altas que el promedio nacional en comprensión de lectura.

%

Reducción en las tasas de fracaso escolar

El programa pecualiarmente reduce las tasas de incidencia en el fracaso escolar en un 30%.